Una futura ciudad antártica

Quizás la idea del pico del petróleo, que estamos condenados a quedarnos sin combustibles fósiles en poco tiempo, está tan completamente equivocada que para 2121 podría ser sólo un recuerdo pintoresco y descolorido. Para entonces, se habrán abierto los campos de petróleo y gas del Ártico y la Antártida. Esto será comercialmente factible debido al calentamiento de estas áreas y el posterior derretimiento de las capas de hielo, lo que facilitará mucho el desarrollo de las reservas de petróleo y gas.


En la actualidad, el continente antártico está protegido por una capa de hielo de dos millas de espesor y también por el Tratado Antártico, que prohíbe la exploración petrolera. Sin embargo, a finales de este siglo, las capas de hielo habrán disminuido considerablemente, abriendo las tierras y los mares antárticos a la posibilidad de la exploración de recursos. El Tratado Antártico también está programado para caducar a mediados de este siglo, quizás presagiando una apropiación de tierras antárticas.


And so presented here is a new city in Antarctica, New Orenburg, perched on Antarctic rocks exposed by the withdrawn ice cap. Initially set up by a Russian gas company, the town was supposed to provide a homey and steady environment on the ice sheets for workers and their families, but it quickly becomes just another industrialized gas-extraction facility perched in the Southern Ocean.

A 22nd century Antarctic city.

El nombre hace referencia a Orenburg, una ciudad fronteriza establecida en los Montes Urales a fines del siglo XVIII por el imperio ruso en su empeño por conquistar el continente asiático. Hoy, Orenburg en Rusia tiene una población de medio millón y se llama a sí misma "La puerta de entrada al este". New Orenburg 2121 tendrá una población de quizás diez mil habitantes y se llamará a sí misma "La Puerta del Sur".


Algunos podrían ver a New Orenburg como una visión distópica del futuro de la Antártida, ya que corre el riesgo de que se produzca la degradación ecológica, la extinción de la vida silvestre y enormes mareas negras o explosiones de gas. Pero tiene al menos un reclamo de respeto al medio ambiente: en lugar de usar tuberías que atravesarían el continente, alterando el paisaje, New Orenburg usa globos contenedores gigantes, que se llenan de gas natural y se envían para flotar de manera segura y serena a los mercados alrededor el mundo.


Publicaciones destacadas
Mensajes recientes
Archivo
Buscar Por Etiquetas