Cuando un río corre salvaje

El proyecto Ecotopia 2121 predice el futuro de 100 ciudades súper ecológicas en todo el mundo, como si hubieran sobrevivido al cambio climático y hubieran prosperado nuevamente. Hoy destacamos el futuro de Resistencia.


Resistencia, en el norte de Argentina, se asienta en una tierra que alguna vez estuvo habitada por los indígenas Guaykuru. Su resistencia de siglos a los asentamientos europeos se honra en el nombre de la ciudad, que finalmente fue fundada a finales del siglo XIX por inmigrantes italianos. Resistencia hoy en día está clasificada como "subtropical", pero para 2121 con el calentamiento global, se ha vuelto decididamente "tropical".

Resistencia tiene problemas crónicos de agua, a veces no hay suficiente, a veces hay demasiada, y siempre está contaminada. Los activistas culpan de esto a una letanía de "ismos": por ejemplo: "industrialismo"; por el que la industria abunda, "amiguismo"; por el que los que contaminan son dejados contaminar por sus amigos en el gobierno, y el "capitalismo" por el que la naturaleza se valora sólo como un recurso para la explotación comercial.

Otro 'ismo' desenfrenado es el 'antropocentrismo': la creencia de que los humanos son el centro del universo y otras criaturas, como las que viven en la naturaleza argentina, no importa tanto.

En Resistencia 2121, sin embargo, se destaca otro ismo: el sexismo. Las mujeres en Resistencia tienen menos recursos económicos que los hombres, menos educación que los hombres y menos influencia política que los hombres. Todos los días, también se lamentan del agua sucia que brota de sus grifos y todos los días protestan contra el desvío del agua del río Negro de sus cultivos de huerta y hacia las desordenadas fábricas dirigidas por hombres de la ciudad. Durante décadas, las mujeres de Resistencia han hecho campaña para tener agua potable en todos los hogares y jardines de la ciudad, pero siempre se han visto frustradas por el chovinismo, la corrupción y la amenaza de violencia.

Ahora, en abril de 2121, después de meses de sequía, cuando el agua fluye solo a los hogares de los ricos, finalmente se movilizan. Afortunadamente, tienen un grupo de estudiantes de ciencias del agua entre ellos y la hábil habilidad de estas llamadas 'doncellas del agua', que luchan entre la infraestructura de la ciudad, se utiliza para poner de rodillas a los líderes de la ciudad.

Resistencia 2121


Las doncellas de agua desvían el suministro de agua de los suburbios ricos a las casas de los pobres. Al principio, los líderes de la ciudad convocan a una milicia para lidiar con la situación y una banda de hombres armados se reúne en una orilla del Río Negro decididos a asaltar el centro de agua ocupado en la otra orilla.

El aire otoñal es cálido; como es habitual. El agua de otoño es cálida y fluye lentamente, pero esto no es habitual.

Los hombres caminan hacia el río directamente, pero a mitad de camino son atacados por peces que les muerden las piernas y desgarran cualquier carne expuesta.

Los hombres al principio no tienen idea de lo que está sucediendo, estas aguas suelen estar demasiado frías para Piranha, pero ahora, con gritos de indignación de agonía resonando en las orillas, el ataque sorpresa obliga a los hombres a retirarse. Parece que el cambio climático ha llevado a los peces hambrientos más allá de su área de distribución normal y hacia las vías fluviales argentinas.

Al escuchar los vítores de las doncellas del agua al otro lado del río, los líderes de la ciudad también se ven obligados a negociar.


Publicaciones destacadas
Mensajes recientes
Archivo
Buscar Por Etiquetas