Capital Acuática de México.

El Proyecto Ecotopia 2121 detalla el futuro de 100 ciudades en todo el mundo como si de alguna manera hubieran superado todos los graves desafíos ambientales de nuestra época y hubieran crecido hasta convertirse en súper verdes y súper ecológicos. Este mes destacamos el futuro de la Ciudad de México.

La Ciudad de México es un lugar de infamia ambiental. Cubiertas de niebla con aire, bloques de pisos monótonos y fábricas oxidadas, atravesadas solo por el ocasional rascacielos vidrioso o la aguja de una catedral.

En la capital de México, la extrema riqueza y la ruina pobreza se entrelazan con cuatro millones de automóviles y cincuenta mil negocios sin regular en una caótica orquesta de tráfico, suciedad y ruido. La ciudad se asienta en una cuenca rodeada de altas montañas, un cuenco geográfico


que atrapa el smog inmóvil y el agua contaminada en su interior todos los días. Las inundaciones regulares afligen a la ciudad cuando el agua de lluvia corre desde las montañas deforestadas circundantes hacia la jungla de asfalto.

Las inundaciones empeoran año tras año, ya que la sobreextracción de agua subterránea está provocando el hundimiento de la ciudad, hundiéndola más por debajo de la línea de inundación. Algunas áreas se han hundido hasta diez metros desde que se fundó la ciudad.

La ciudad descansa, en su mayor parte, sobre un lago extinto, el lago de Texcoco, que fue drenado, recanalizado y rellenado durante el siglo XVII, y luego pavimentado en los siglos XIX y XX.

Mexico City 2121

Sin embargo, para 2121, el lago Texcoco ha sido rehabilitado lentamente para que recupere su antigua gloria acuática, proporcionando múltiples beneficios económicos y ecológicos:

-Primero, ralentiza el flujo de agua a una velocidad manejable y absorbe el exceso de agua para detener las inundaciones.


-En segundo lugar, proporciona una base ecológica desde la cual nutrir árboles y animales del bosque que pueden recolonizar las colinas y montañas circundantes, que en conjunto actúan para regular la escorrentía de agua y mitigar el riesgo de erosión y deslizamientos de tierra. El lago también proporciona jardinería comunitaria húmeda y seca, donde se reservan áreas para que las familias de bajos ingresos trabajen la tierra para complementar sus necesidades alimentarias.

-En tercer lugar, el lago renovado también actúa como una zona parcial de aguas residuales, filtrando y reciclando las aguas residuales de algunos de los veinte millones de habitantes de la Ciudad de México.

Además de estos beneficios, el lago resurgente proporciona un área recreativa para que los mexicanos regresen a la naturaleza en el corazón de su ciudad.

Publicaciones destacadas
Mensajes recientes
Archivo
Buscar Por Etiquetas